16.5 C
A Coruña
domingo 11 julio, 2021

Cien pasos al norte, nuevo trabajo de Gabriel Segurado, es una novela que muestra los fantasmas internos y los propios del submundo empresarial

El escritor Gabriel Segurado presenta su nuevo trabajo, Cien pasos al norte, una novela ágil, emocionante y llena de misterio en la que se mezclan de forma natural el género romántico, el thriller y el espionaje.

La historia comienza cuando Mónica, la protagonista, decide romper las ataduras de su rutina y emprender un viaje hacía Puerto del Rosario, un lejano país Latinoamericano.

Su trabajo como teleoperadora la mantiene ligada a una rutina que no consigue llenar su vida ni sus expectativas de futuro. Tiene dos opciones, continuar con una rutina que la hace infeliz, o dar un salto hacia adelante y romper con todo lo que ha sido su vida hasta ese momento. Convencida de que el cambio es necesario para encontrar la felicidad y para encontrarse a sí misma, acude a ver a su hermano que, tras intentar convencerla de que no abandone lo logrado hasta ese momento, cede y la ayuda económicamente para que encuentre su destino.

Así comienza una apasionante aventura que nos sumerge en la peligrosa investigación de un complot político y financiero que la enfrentará a terribles secretos, obligándola a tomar decisiones que pondrán en riesgo su vida. El amor también tiene un papel destacado despertando en Mónica sentimientos, prejuicios y emociones encontradas. Esta novela de acción, romance e intriga te atrapa desde la primera línea convirtiéndote, como lector, en el auténtico protagonista.

Encuentros imprevistos, naturaleza salvaje y amores inesperados se mezclan con una trama de misterio en la que podemos encontrar subtramas de espionaje, experimentos científicos y aprendizaje de otras culturas. Una aventura intensa y emocionante que traslada al lector a su presente para cuestionar si merece la pena arriesgarse a todo para encontrar la verdadera identidad que se agazapa entre los rincones de la vida cotidiana.

Gabriel Segurado destaca por su habilidad utilizando el arte como forma de expresión visual para transmitir sus sentimientos y emociones. Fotografía, pintura y música componen una larga trayectoria creativa que se materializa en Cien pasos al norte como eficaz soporte estético. Su trayectoria profesional ligada al diseño gráfico y la gerencia de empresas de publicidad y artes gráficas está muy ligada también a la estética y la comunicación.

“Esta mañana el despertador no ha entonado su característico zumbido. A las nueve y quince (hora programada) ya estoy en la pastelería del otro lado de la calle en busca de unos croissants recién horneados que me vuelven loca, y que solo me permito en los pocos fines de semana que tengo ganas de vestirme y bajar. Una vez deleitado el paladar y eliminados los restos del almuerzo, cargo sobe mis hombros la nueva mochila de cordura donde llevo todo mi mundo. Desde el quicio de la puerta examino la oscuridad de la casa vacía y silenciosa embargada de cierta dosis de melancolía, pues fue mi refugio durante los tres últimos años. Después cierro definitivamente la puerta con dos vueltas de cerrojo, me dirijo al ascensor y frente al espejo descubro a una nueva Mónica que casi no reconozco. En lugar de la aburrida y lánguida muchacha de traje de chaqueta con camisa blanca abierta en su escote y semblante rendido, me quedo embobada mirando incrédula a la chica que imita mis movimientos al otro lado del cristal. Tiene una expresión alegre y feliz, pañuelo floreado en tonos rojizos a modo de diadema cubriendo parte de su rubia y ondulada melena, blusón blanco bordado de aspecto hippy y pantalón vaquero apretado gastado en sus articulaciones.” 

(Fragmento de Cien pasos al norte, La Equilibrista, 2021)

Últimas noticias